Sublimación: un proceso de estampado profesional

November 10, 2014

Una de las técnicas que en la actualidad más se utilizan para marcar diversos objetos, dice relación con una reacción física, que según la definición del Diccionario de la Real Academia Española, determina que la sublimación proviene de la acción sublimar de la Física, que significa pasar directamente del estado sólido al del vapor. Todo esto, sin la necesidad de convertirse en líquido para llegar a la condición final.

 

 

Esta acción es la que se aplica para personalizar diferentes artículos en los cuales se produce esta transformación física. La tinta es la que sufre esta reacción por medio del calor para traspasar diseños e imágenes a distintos objetos en los cuales se pueda aplicar, como ropa, bolsos, productos de vidrio y loza, cajas, entres otros. Lo importante es que para que se produzca la sublimación, cada artículo debe contener en su fabricación poliéster, sobre toda en los textiles, ya que no se puede hacer sobre algodón.

 

 

¿Qué se necesita?

 

 

Para poder hacer una sublimación en cualquier objeto para cualquier diseño o ilustración, es necesario contar con varios elementos que permitirán realizar la acción. El primero de ellos, es una impresora capacitada para imprimir pequeños como grandes formatos, que cuenta con un cabezal en frío y permita utilizar cartuchos de tinta para la sublimación.

 

 

La tinta debe ser aquella que pinte por medio de una temperatura especial y hay en distintos formatos. Además, contar con el papel transfer, el cual permite que se imprima en él para luego traspasarlo al objeto que se quiere marcar. Su función recae en que transporta la tinta no se impregna en el papel. Por último, la sublimación está completa con su respectiva plancha, la cual puede ser plana o con la forma del elemento que se quiere “pintar”.

 

 

¿Cómo se hace?

 

 

Teniendo todos los elementos que anteriormente se nombraron, es posible comenzar con la sublimación del objeto escogido. El proceso que se va a realizar, no tiene nada de complejidad, sólo se debe tener en cuenta ciertos aspectos técnicos para que todo salga a la perfección.

 

La impresora conectada al computador y con el diseño ya escogido, debe ser cargada con el papel transfer y los cartuchos correctos, se imprime la ilustración con papel al revés y se lleva a la plancha junto con el objeto que se quiere marcar. Se deben colocar perfectamente para que situes el diseño con exactitud. Se cierra la plancha y la presión junto con el calor harán todo el trabajo de sublimación. Según el elemento y el tamaño del diseño, será la cantidad de tiempo en que se planche a cuanta temperatura.

 

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2014 by Sublimagix SpA